Pänzer

Lo de las superbandas es un concepto que no siempre funciona. Pero cuando dicha superbanda la componen tipos como Schmier (Destruction), Pontus Norgren (Hammerfall) y Stefan Schwarzmann (Accept, Helloween, Running Wild) uno no puede evitar prestar atención. Metal ochentero de pura cepa, del de verdad, del que no hace concesiones ni se mezcla con otros géneros. Ese es su santo y seña y lo que han demostrado en sus primeros dos discos, “Send Them All to Hell” y “Fatal Command”.