Resumen del domingo 2 de julio

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Empieza el final de 3 días de rock y metal a todo tren. El Rock Fest llega a su fin no sin antes disfrutar de una última jornada de grandes artistas y entretenimiento.

Como cada día en los escenarios de la Rock Tent pudimos disfrutar, a parte de conciertos, ¡de magia y karaoke ROCK! La banda del maresme Imperial Jade abrían con sus jóvenes integrantes y su rock clásico esta tercera jornada del festival en el escenario Fest. Kill Code saltaba 40 minutos después con su hard rock americano, contándonos que venían de Nueva York y que querían volver pronto a visitarnos.

Después de 2 aperturas de rock, le tocaba el turno a los canarios Jotnar con lo que ellos mismos definen como aggressive melodic metal y que consiguieron hacer vibrar a toda la congregación de la Rock Tent. Y entre canarios anda el juego ya que ‘Markitos’, el nuevo guitarra de Rage tiene una madre tinerfeña. Rage hizo cantar al público, demostrando por qué Rage siguen siendo perfectos para el directo. Si el año pasado teníamos a Thin Lizzy, este año pudimos disfrutar de Black Star Riders, que recuperaron tan sólo un par de temas de la banda. Black Star Riders saben de sobra cómo enganchar a una audiencia, aunque es difícil resistirse a un “The Boys Are Back In Town”.

De nuevo en la Rock Tent se preparaba caña de la buena de la mano de los chicos de Igualada CRISIX, apuesta segura en cualquier festival ya que tienen un consolidado directo. Algunos esperaban ya en las primeras filas para Hammerfall, celebrando con ellos los 20 años que cumple su primer álbum. Con una guitarra en forma de martillo y su metal épico que no envejece dieron el show esperado. Tete Novoa salía al frente de Saratoga, el grupo formado por Fortu Sánche, que venían también celebrando 25 años sobre los escenarios y 15 desde el disco “Agotarás”.  Además, Tete celebraba su propios 10 años desde su incorporación al grupo. Los brasileños Sepultura, y especialmente Derrick Green que a pesar de que corría algo de brisa estaba bañado en sudor, quisieron demostrar que no hay calor que valga o demasiadas carreras sobre el escenario para parar al grupo. De Brasil hasta Inglaterra, llegamos hasta el grupo de hard rock británico Thunder. El rock no tiene edad, señores, y así nos lo demostraron ellos. Airbourne llegó para tocar grandes de sus temas más clásicos y para lanzar birras, para deleite de su audiencia. Como no podía faltar, Joel estalló una cerveza contra su cabeza a hombros de un miembro de su crew. Myles Kennedy llegó con su sonrisa de oreja a oreja y sus ojos claros para conquistar al público con su hard rock – post grunge. Poco después, en la Rock Tent los alemanes In Extremo salían con todo su set de gaitas y demás instrumentos variados para entretener al público con ansias de más y más caña y más folk metal. Mientras tanto, Europe iniciaba su espectáculo con algunos de sus temas más recientes, aunque es innegable que el respetable se vino arriba con temas más clásicos como ‘Final Countdown’ o ‘Rock The Night’. El buen rollo que invadía a la audiencia era tal que pudimos observar una escena que nos llenó de orgullo por parte del público. Sentadas en el césped delante del escenario de Aerosmith y disfrutando de Europe en la pantalla grande había dos chicas. Una de ellas se levantó bruscamente derramando toda su copa en el césped. Una chica sentada cerca, lejos de enfadarse por las posibles salpicaduras cogió su vaso y compartió su propia cerveza con ella, llenando el vaso casi hasta los topes.

Un cambio de escenario y un video introductorio repasando la carrera de Aerosmith en imágenes nos anunciaba la salida a escena del grupo y su inevitable adiós. Un adiós que a pesar de congregar a miles de almas, no marcaba aún el adiós del festival. Todavía quedaba el tributo a Queen ‘God Save the Queen’ y ver de nuevo a Abbath como ‘Kilmmister’ al frente de Bombers, tributo a Motorhead..