Resumen del sábado 1 de julio

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El segundo día de festival se vio inundado de buen rollo y crowd surfers que aparecían en casi todos los conciertos. El caso más divertido fue el de GloryHammer que relataremos más adelante. Como era de esperar, Alice Cooper y Saxon fueron los reyes de la jornada, dejando un dulce sabor de boca en todos los asistentes, Alice Cooper por su teatral espectáculo y Saxon por su increíble veteranía.

 

Empezaba el día con los madrileños Lords Of Black, que comparten vocalista con la actual formación de Rainbow. Para muchos, la primera ocasión de verlos en directo, otros coreaban sus temas. Seguidamente estrenaba el escenario Fest Udo Dirkschneider con su actual banda, Dirkschneider, tocando clásicos de Accept. No hizo falta mucho para que poco a poco los asistentes se fuesen congregando a corear temas como “Midnight Mover” o “Balls to the Wall”. Ñu recogía el testigo de los escenarios principales con su sonido celta y su folclore. Alternando voz y flauta, la banda del Molina dio un concierto digno de disfrutar. Entre los grupos que llegan al festival presentando disco, Sodom ha sido uno de ellos con su decimoquinto trabajo, ‘Decision Day’”. Orden Ogan, vestidos para la ocasión, fueron los encargados de abrir la RockTent con su épico power metal. De vuelta a los escenarios principales, hay que decir cómo se echa de menos a Steve Lee, pero también hay que reconocer que Gotthard sigue sonando genial tanto en temas nuevos como en los más clásicos.

Los británicos Carcass llegaron demoledores para demostrar que vuelven más fuertes que nunca. De nuevo en la RockTent, Gloryhammer fueron una auténtica fiesta sobre el escenario, con sus disfraces y sus divertidas canciones. Al grito de “pensaba que todos los españoles se llamaban Juan” le propusieron a un tal Tobias llegar hasta la barra al fondo de la carpa HACIENDO CROWDSURFING y traerles una birra. Ni corto ni perezoso, Tobias se lanzó al público y la gente, volcada con el gran momento, le llevaron hasta la barra en volandas y vuelta, birra en mano. Increíble. Poco después empezaban los grandes Blue Öyster Cult, que empezaron a tocar con un chaparrón que por suerte duró apenas unos minutos. Incoscientes pusieron el necesario punto de rock nacional a esta segunda jornada. Después de mucho esperar, por fin los noruegos Emperor tocaron por primera vez en España celebrando el 20 aniversario de su primer álbum. Le llegaba el turno a Deep Purple y nos transportaron de vuelta a los 70s. Como era de esperar, ‘Smoke in the Water’ fue el hit más esperado. Rosendo tiene nuevo álbum que podrá presentar en breve, pero por ahora hemos podido disfrutar de sus tablas sobre el escenario y más adelante disfrutaremos de sus novedades. Exciter vinieron en formato trío centrándose en los temas de sus primeros álbumes.

Y le llegaba el turno a uno de los reyes de la noche, Alice Cooper. Su actuación teatral dejó boquiabierto a más de uno, especialmente a los que ni tan siquiera se habían planteado ir a verle. El escenario espectacular que trae y todo el espectáculo no son para menos. Saxon también vino con todo su atrezzo para dar un concierto inolvidable, inclusive el gran águila de “The Eagle has Landed”. Los barceloneses ’77 fueron los elegidos para cerrar con energía un día de conciertos de lo más completo. Como broche final, Motorhits y Rafa Basa a los platos.